• Marea joven

     

    #MareaJoven

    Marea Joven es una iniciativa con la cual desde el área joven de Podemos de la Comunidad de Madrid queremos denunciar los problemas que sufre la juventud por culpa de las políticas de unas élites que nos han robado el presente y el futuro.

    Marea Joven también es una herramienta de organización y participación popular que lanzamos porque sabemos que los cambios no van a venir solos. Queremos construir ser un espacio al que os podáis sumar, y en el que, en común, dialoguemos sobre las realidades precarias que tenemos que soportar, para así construir un proyecto para quienes han sido despojados de la capacidad de vivir una vida digna.

Manifiesto

Una marea joven para recuperar la dignidad

Vivimos tiempos de cambios políticos, momentos de gran rapidez, donde lo viejo y lo novedoso coexisten tensando la vida y los proyectos de miles de personas en nuestro país. La juventud o la denominada "generación más preparada de la historia", es sin duda una de las más golpeadas por las políticas neoliberales de los partidos del régimen, siendo la crisis financiera el contexto más favorable para quienes mandan.

¿Qué nos pasa a la juventud? nosotras, las jóvenes, las que fuimos mandadas a trabajar a Laponia por José Luis Feito (CEOE), quienes sufrimos el modelo de empleo de una Garantía Juvenil que sólo reparte miseria, las que hemos sido expulsadas de la universidad por no poder pagar las matrículas, sabemos que los datos no sólo construyen realidades, sino que también impulsan discursos: la realidad del 50% de desempleo juvenil, la de 37 años cotizados para jubilarnos a los 67, de quien se emancipa con más de 30, de quien para pagarse las matrículas universitarias acumula deudas de 5000€ con los culpables del desastre financiero, de quienes se ven obligadas a emigrar para dibujar un futuro lejos del chantaje de la precariedad, la de las  mujeres jóvenes que asumen los cuidados, los salarios más bajos que los hombres y quienes son doblemente explotadas; esa juventud a la que le dan becas por trabajo.

¿Cómo imaginamos nuestra juventud? Es una pregunta que tenemos que resolver nosotras mismas. Sabemos, y hemos comprobado desde el 15 de mayo de 2011 que cuando las de abajo se mueven, los de arriba se caen, que llenar las plazas, universidades e institutos de rebeldía y participación era sólo el comienzo de un camino irreversible, de un proceso donde el protagonismo sería nuestro y la pelea para recuperar los derechos sería la aspiración de desalojar de las instituciones al PP, al PSOE y aquellos que vendrían para imponer el "contrato único de la precariedad para todos". Nos hemos imaginado ante todo como una generación donde las palabras "derechos", "democracia" e "igualdad" conformaban un proyecto político donde cabíamos quienes caminábamos con los curriculum en la mochila, el cansancio en los ojos y la rabia en la cabeza.

¿Qué queremos? No hemos llegado hasta aquí para echar el freno de emergencia, estamos aquí para ganar: somos la juventud del cambio político, la misma que 5 años después de ocupar las plazas, sabemos que su austeridad es nuestra miseria, que sus reformas son nuestra crisis. Por ello, en la Comunidad de Madrid, proponemos 5 medidas para empujar el proceso político, para recuperar el bienestar arrebatado a golpe de reforma:

Creemos que es nuestro momento, que en el escenario que deseamos no hay nada escrito. Por ello, porque nos lo deben todo: con nosotras no se juega, renta digna para una juventud necesaria.

Saben que no hay fecha señalada,
que ese día son todos los días,
saben que no hay Palacio de Invierno que tomar,
hay que conquistar nuestras vidas,
no busques tanto, los tienes delante,
agarra un espejo y mírate, eso que ves eres tú, ella, él:
¡échate a la calle!

(Hechos contra el decoro - Un mundo donde quepan muchos mundos).

Precariedad

"Flexibilidad es un eufemismo de precariedad", decía un graffiti en un muro. En efecto, precariedad se dice y se aplica en mucho lugares, de diferentes formas: precariedad en el trabajo, cobrando por debajo del salario mínimo, precariedad en la facultad o en el instituto, pagando a plazos las tasas o endeudando nuestro futuro, e incluso precariedad en el hogar, haciendo doble jornada cuidando de la familia y asumiendo los recortes en las ayudas a la dependencia.

Efectivamente, la precariedad es barbarie porque nos condena a un presente en el que somos más débiles, más fragmentados, más flexibles y más expuestas al chantaje, pero no sólo. La precariedad que sufre la juventud es una forma de someter el futuro de miles de jóvenes a la incertidumbre, al qué me espera mañana, y además es la forma de control en la nueva organización del trabajo, desde el call-center al bar de copas.

¿Y la tuya?

Nuestras vidas

Me llamo Beatriz , tengo 33 años y soy de Carabanchel Bajo. Siempre he lidiado con trabajos precarios y con mucho agradecimiento por la vergüenza de jornales que se me han pagado,por la mierda de casa que he podido pagar para emanciparme y por la vergüenza de transporte público que he podido y debido utilizar pensando que con mis impuestos NO SE HACE NADA! Ahora que me habéis devuelto la ilusión por luchar por una vida mas digna, sólo os pido una cosa, NO NOS FALLÉIS A MILES DE PERSONAS QUE CONFIAMOS EN AYUDAROS A FORMAR UN GOBIERNO SOCIAL Y DIFERENTE! gracias de antemano por todo! SÍ SE PUEDE! SALUD!!!

Santiago: Trabajo para un centro de investigación puntero de la comunidad de Madrid y me pagan 783€ por mi primer año de tesis.

Elena tiene 23 años, vive en Leganés, estudió arquitectura y ahora se pregunta... ¿En qué he fallado? Hizo todo lo que se esperaba de ella, pero a día de hoy vive con sus padres y parece que la esperanza por encontrar un trabajo cada vez es menor. Elena es víctima de un sistema que deja fuera a la mayoría de las jóvenes. Elena no se resigna. Alza la voz, porque con el trabajo no se juega.

Bryan vive en un barrio del sur de Madrid. Nació aquí pero conserva con cariño las costumbres de sus padres. Bryan es un muy buen estudiante pero no puede pagarse la carrera y han reducido mucho las becas. Sus padres están en paro y se plantean volver a Ecuador, pero  tiene sus amigos y su vida aquí. Bryan no se resigna. Alza la voz porque con los estudios no se juega.

María tiene 28 años, tiene dos trabajos con los que no suma 30h semanales. María vive con sus padres y se pregunta ¿Qué proyecto de vida puedo tener? Para María emanciparse no es sólo poder irse de casa, sino saber qué va a ser de mayor; tener su propia vida. María no se resigna. Alza la voz porque con la vivienda no se juega.

La situación es insostenible

La situación de la juventud en todo el país, y en especial en la Comunidad de Madrid, requiere de medidas urgentes. La precarización de las condiciones laborales y del conjunto de condiciones vitales tienen varias causas: en primer lugar la crisis económica que comenzó a partir del estallido de la burbuja inmobiliaria del 2008, en segundo lugar las políticas aplicadas por los poderes públicos como respuesta a esta crisis (austeridad, recortes en los servicios públicos y la reforma laboral del año 2012), y en tercer lugar, los cambios acaecidos en el mercado laboral desde varias décadas antes que se concretan en sucesivas reformas laborales, reducción continua de los salarios y un aumento también continuo de la desigualdad. Este aumento de la precarización, sumado a las implicaciones del modelo productivo español, deriva en lo siguiente: la incapacidad de que las nuevas generaciones puedan reproducir el nivel de vida de generaciones anteriores. Todo esto se traduce en que en los últimos años estamos asistiendo al fenómeno de la emigración juvenil como nunca antes habíamos visto, causada por la falta de oportunidades que los y las jóvenes encuentran en España y en la Comunidad de Madrid.

Las cifras del conjunto del país son aterradoras si tenemos en cuenta lo que algunos estudios han constatado: no se trata únicamente de los efectos que tiene o tendrá sobre una parte de la población (en este caso la juventud), sino sobre el conjunto de la sociedad. Y tampoco se trata del futuro, sino del presente al que nos vemos sometidos y sometidas. 

Estas cifras nos dicen que hoy hay un 53% de paro juvenil en España y un 46% en la Comunidad de Madrid. Las jóvenes entre 16 y 24 años que están en riesgo de pobreza son nada menos que el 40% y de las jóvenes entre 18 y 24 años que trabajan, el 21% son pobres. Y 23% cuando hablamos de mujeres jóvenes.  En la Comunidad de Madrid sólo 2 de cada 10 jóvenes puede emanciparse antes de los 30 años. Todo esto sumado al aumento de un 65% de las tasas universitarias de las universidades de la Comunidad de Madrid en el año 2012, añadiendo que la Comunidad de Madrid es la más segregada de Europa y la segunda con mayor nivel de desigualdad.

Todos estos datos ponen en evidencia la situación a la que se enfrentan la mayoría de las y los jóvenes. Las políticas aplicadas hasta ahora, antes y después de la crisis, han sido una de las causas fundamentales para llegar a esta situación. La reforma laboral aprobada en 2012 (RD 3/2012) ha permitido un aumento de la creación del empleo temporal (de hecho en esta comunidad es del 82%) y por tanto, precario. El aumento de tasas universitarias y el recorte de becas ha supuesto la exclusión de parte del estudiantado y del estudiantado potencial de la Universidad. Los recortes en los servicios públicos: un empeoramiento de la educación y formación. Y la Garantía Juvenil, el plan estrella del gobierno central, desconocido para la mayoría de jóvenes. Consiste en dar bonificaciones a las empresas para cubrir el coste de las bonificaciones a la seguridad social e indirectamente los costes laborales; no se adapta a la realidad del mercado laboral actual, basado en la precariedad y la temporalidad, ni es realmente ninguna garantía para que la juventud obtenga un salario digno y un empleo con derechos con el que pueda emanciparse. Consiste en regalar con fondos europeos  a todo tipo de empresas, sin distinguir por tamaño, los costes laborales para que contraten en precario. Son políticas nuevamente dedicadas a una élite y no a las mayorías sociales. 

Sobre las ayudas al alquiler también hay mucho que mejorar para favorecer la emancipación de la juventud. En la Comunidad de Madrid, los requisitos  para obtener la Renta de Emancipación Juvenil son muy restrictivos e impiden que podamos emanciparnos: por ejemplo, ser titular de un contrato de arrendamiento a la fecha de publicación de la presente convocatoria. O sea, que era requisito estar alquilando ya en el momento en que se publicó la convocatoria.

En ese sentido la ayuda se planteó, siguiendo la lógica de medida electoralista, como una ayuda al alquiler ya existente, más que una medida de fomento del alquiler.

La ayuda convocada para el 2015 era de 200 euros, lo cual de nuevo supone un alivio para las finanzas de quienes ya alquilan (más teniendo en cuenta los precios del alquiler en Madrid), que una subvención que incentive el alquiler como forma de acceso a la vivienda y/o de emancipación para jóvenes. A eso hay que sumar lo engorroso de los trámites y la desastrosa gestión que dificulta más el acceso a un derecho; la vivienda digna. 

Se requieren medidas urgentes a la vez que profundas que garanticen realmente que,  los y las jóvenes que tienen condiciones precarias y son parte de esas mayorías sociales a los que siempre les perjudican las políticas de los gobiernos de turno,  tengamos unas condiciones dignas de vida: oportunidades de futuro y de presente. Y sólo vamos a conseguir cambiar las cosas si participamos y si hacemos de la política algo nuestro para que no la hagan contra nosotros y nosotras.

Link programa electoral:

- Ver los 50 puntos del programa referidos al acuerdo estatal con iu:

Acuerdo 26J

- Aquí las propuestas con las que concurrimos a las elecciones del próximo 26J:

Acuerdo 26J Final

¿Qué proponemos?

  • Empleo para todos y todas: si la flexibilidad es un eufemismo de precariedad, proponemos derechos laborales, empleo estable, con un salario mínimo digno.

  • Renta de emancipación juvenil: la vivienda es un derecho, no un privilegio. Vivienda pública de alquiler para jóvenes. Ni casa sin gente, ni gente sin casas.

  • Renta garantizada de 600€ para hacer frente al chantaje de la precariedad, los contratos-basura y generar solidaridad mutua.

  • Moverse es un derecho, también para la juventud: abono transportes por 20€ para todas las zonas de la Comunidad de Madrid hasta 30 años.

  • Ni una sola beca más por trabajo. Las prácticas curriculares y extracurriculares deben ser remuneradas y con derechos. No queremos trabajar gratis.

  • Las mujeres jóvenes no queremos más violencias machistas: Ni en el trabajo, ni en clase, ni con nuestras parejas ni amigos. La noche y la calle también son nuestras.

Cuéntanos tus propuestas

Busca tu círculo, construye tu barrio

Podemos nace como instrumento de participación y empoderamiento ciudadano. Por ello desde el minuto uno hemos tenido como prioridad la autoorganización de la gente en círculos y diferentes espacios de trabajo. La estructura de participación abierta a la ciudadanía en podemos son los Círculos, que se organizan de forma territorial y sectorial.

Queremos que en cada barrio haya un círculo haciendo política desde lo local, conociendo las realidades de la gente común y trabajando día a día por mejorarla, esta función la cumplen los círculos territoriales. Los círculos sectoriales son espacios de trabajo temático (juventud, educación, sanidad, ecología, etc), algunos tienen localización territorial y otros carácter estatal.

En los círculos de Podemos tenemos asambleas regulares abiertas a la participación de todo el mundo que se acerque, no pedimos carnets ni comprobantes de pureza ideológica. Todas las personas son necesarias para lograr el cambio político en nuestro país.

Para coordinar el trabajo diario y para debatir sobre los asuntos de actualidad estos espacios suelen tener grupos de Telegram -es una herramienta parecida a Whatsapp pero con más funcionalidades- y también solemos usar listas de correo electrónico para la información de carácter más formal. En Podemos el nivel de participación lo eliges tú según tus posibilidades. En la Comunidad de Madrid hay más de diez círculos territoriales con comisiones de juventud donde podrás participar para tratar las problemáticas que sufrimos las jóvenes además de las cuestiones más generales de la política actual o de las actividades que se organizan en tu barrio. Comprueba el más cercano en el mapa!

También existe un Círculo Joven de la Comunidad de Madrid con mucha actividad al que puedes unirte seas de donde seas.

Tú decides como quieres hacer política, pero recuerda “Si no haces política, otros la harán por ti”

¡No nos mires, Únete! ;)
Contacta con el área joven

Facebook: Podemos Jóvenes Madrid
Contacto: juventud@cmadrid.podemos.info